La Universidad Europea y el Hospital Universitario QuirónSalud abordan los “nuevos retos en esclerosis múltiple”

Health

El Dr. Rafael Arroyo, jefe del servicio de Neurología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y profesor de Neurología ha dirigido la jornada que ha contado con los mejores especialistas en el sector a nivel nacional.

23 May 2018


El Hospital Universitario Quirónsalud Madrid ha organizado el día 26 de abril las jornadas de investigación sobre los “Nuevos retos en esclerosis múltiple”. Un evento que ha contado con la participación del Dr. Rafael Arroyo, jefe del servicio de Neurología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y profesor de Neurología de la Universidad Europea, quien ha dirigido la jornada, junto con la presencia de los mejores especialistas en el sector a nivel nacional.

Los expertos han tratado las últimas investigaciones en diagnóstico, tratamiento y ejercicio físico de una enfermedad que afecta principalmente a personas de entre 20 y 40 años con una prevalencia de 100 individuos por cada 10.000 habitantes y de la que padecen actualmente 47.000 personas en España. La esclerosis múltiple se produce por una alteración en el sistema inmunológico que comienza a atacar a la mielina que cubre el cerebro y la médula espinal. Los síntomas iniciales característicos son alteración de la visión en un ojo o visión doble, alteración de la sensibilidad o pérdida de fuerza de una parte del cuerpo, o alteraciones de equilibrio o de coordinación para caminar. La enfermedad se presenta en brotes en un 85 por ciento de los casos con episodios agudos a los que siguen recuperaciones totales o parciales.

Entre los objetivos de la jornadas de investigación ha sido es dar importancia al diagnóstico temprano para comenzar lo antes posible con el tratamiento. Asimismo, intentar modular la inmunidad de forma selectiva a través de nuevos fármacos más eficaces, más individualizados y que tengan menos efectos secundarios. “El objetivo es tener el sistema inmunológico controlado sin que afecte a otros sistemas del organismo”, ha añadido el doctor Arroyo. Asimismo, “se ha comprobado que el ejercicio programado, moderado, frecuente y supervisado es beneficioso. Se deben primar las prácticas aeróbicas combinadas con ejercicios de fuerza. Una práctica regular mejora los síntomas”, ha explicado el profesor de Neurología.