Profesor de la Universidad Europea realiza una estancia de investigación en Nepal

Health, Investigación

Gracias a financiación de la Universidad Europea, el profesor del departamento de Ciencias Biomédicas Básicas y de la Salud, Francisco Suárez, realiza investigaciones sobre los reflejos medulares y la meditación en la Universidad de Kathmandu

27 Sep 2016


Eventos

Ver eventos

La Universidad Europea ha financiado la estancia internacional de investigación del profesor del departamento de Ciencias Biomédicas Básicas y de la Salud, Francisco Suárez, en la Universidad de Kathmandu en Nepal. El profesor Suárez se encuentra desde el 2 de julio en el país para investigar la percepción del cuerpo humano en la meditación.

Tras superar el Comité Ético en Kathmandu y contar con el apoyo del Centro de Excelencia en Biomédicas, además de la financiación de la Universidad Europea, el profesor Suárez está en la capital nepalí hasta finales de noviembre para trabajar con docentes locales en estudios que analicen las técnicas de meditación en el comportamiento del cuerpo humano. Suárez ha adelantado que “esperamos encontrar una mayor respuesta en reflejos, pero en ciencia la hipótesis se formula al revés (nula). Por tanto, no esperamos encontrar ningún cambio y diseñamos experimentos para rechazar o no tener más remedio que aceptar esa hipótesis”.

Hasta la fecha, el profesor Suárez se ha mostrado encantado de vivir esta experiencia internacional y de poder descubrir de primera mano un país como Nepal. “En lo Universitario me ha sorprendido las pocas clases que imparten los profesores. Funcionan con clases magistrales pequeñitas y eso me recuerda mucho a las universidades anglosajonas que permiten a los profesores tener tiempo para estudiar o investigar, eso sí, con muy pocos medios”, ha subrayado el profesor.

Respecto al país de acogida, Suárez ha mencionado que “lo que más impresión me causó los primeros días: las calles y el tráfico”. Sin embargo, el profesor de la Universidad Europea también ha querido destacar que “parece increíble que dos culturas tan diferentes puedan tener modos y formas de comportarse tan parecidas: el sentido del humor, por ejemplo, es muy parecido al español, aunque cueste creerlo”.