José María Fidalgo y a Rafael Arias-Salgado debaten sobre “Ciencia y política” en el Colegio de Médicos de Madrid

Investigación

La política en clave científica y una aproximación a la historia de la ciencia del poder centraron un diálogo con espacio para disertar sobre conceptos como el conocimiento, el pragmatismo o el debate político

25 Abr 2016


Eventos

Ver eventos

El pasado 19 de abril el Colegio de Médicos de Madrid acogió una nueva edición de los “Diálogos de Ética y Ciencia”, reunió  a José María Fidalgo (médico) y a Rafael Arias-Salgado (Fundación Transición Española y ex ministro de UCED) en una sesión dedicada a conversar  sobre “Ciencia y política”.

La sesión, moderada por Joaquín García-Romanillos, director de la Cátedra “Memoria de la Transición” de la Universidad Europea comenzó con la intervención de José María Fidalgo, quien realizó una crónica científica en la que se aproximó a aspectos como las ciencias experimentales, el siglo de las luces, el conocimiento basado en la experiencia y el pragmatismo,  hasta el planteamiento científico en la actualidad. Para Fidalgo el Estado se ha preocupado menos de la expansión del conocimiento científico que de otros campos. Además afirmó cierta suspicacia en todo lo que relaciona ciencia y política y defendió que “el conocimiento científico es la base del desarrollo de cualquier sociedad”.

Desde una perspectiva totalmente distinta, Rafael Arias-Salgado en su intervención realizó una disertación más orientada la historia de la ciencia del poder, arrancando con una pregunta lanzada a los asistentes: ¿Es posible el conocimiento científico sobre el ejercicio del poder? Una pregunta que él mismo respondida matizando que la carga valorativa hace tremendamente difícil ese conocimiento.

Además, Arias-Salgado durante su charla, hizo un recorrido sobre la historia del pensamiento político con un acercamiento a aspectos como la titularidad del poder, los regímenes políticos, la limitación del poder, como se distribuye. Concluyó su intervención  afirmando su asombro ante “la falta de análisis de la realidad del mundo en el debate político actual”