ACNUR presenta el reportaje “La Bestia, el tren del dolor y la esperanza” del profesor Fernando Ávila

Comunicación

El responsable de Comunicación Audiovisual ha contribuido en el reportaje sobre refugiados y migrantes centroamericanos rumbo a EE. UU. con fotografías en blanco y negro plasmando las historias humanas que rodean el famoso tren ‘La Bestia’

12 Dic 2017


Eventos

Ver eventos

El pasado 23 de noviembre ACNUR, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, presentó el reportaje fotográfico “La Bestia, el tren del dolor y la esperanza”, una muestra que recoge las historias humanas que rodean a uno de los trenes de mercancías más famoso del mundo. Las fotografías, tomadas en blanco y negro, fueron realizadas en febrero por Fernando Ávila, profesor responsable de Comunicación Audiovisual. Las fotografías plasman las escenas de los cientos de miles de personas que deciden subirse a La Bestia para recorrer todo México dejando atrás toda una vida.

Estas personas son los refugiados y migrantes centroamericanos que deciden acoplarse entre vagones para viajar desde el Triángulo del Norte hasta la frontera con Estados Unidos. La idea de este reportaje surge estando en México, mientras impartía un taller de Fotoperiodismo en el periódico El Debate de Sinaloa. Siempre me interesó esta epopeya a la que se enfrentan los migrantes centroamericanos, cargada de peligro y esperanza a partes iguales, explica Ávila. Por aquel entonces, Ávila se encontraba inmerso en un reportaje sobre narcotráfico en Sinaloa pero “surgió la posibilidad de realizar un acercamiento a un grupo de personas que hacían escala en Estación Sufragio, una de las paradas de esta cadena de trenes que se denominan La Bestia. De ese día son las imágenes”, cuenta el profesor de la Universidad Europea.

Tras realizar las fotos, Ávila mantuvo conversaciones con la directora de Comunicación de ACNUR Comité Español, Amaia Celorrio, quien expresó su admiración por el trabajo y el ofrecimiento de la publicación del reportaje para dar difusión a el drama humano que sufren miles de personas recorriendo más de 3 mil kilómetros de la costa mexicana hasta llegar a EEUU buscando, en teoría, una vida mejor. “Para mí ha sido un privilegio poder narrar con imágenes esa odisea y dar unos días de protagonismo a esas personas, habitualmente olvidadas, destaca Fernando Ávila, autor de las fotografías.